Ars Universalis un juego de mesa con mucho arte

Category: Familiares 3 0

Ars Universalis es un juego creado por Manuel D. Cruz Díaz y Antonio J. Dionisio Vázquez, ilustrado por Manuel Espinosa Quirós y editado por Meridiano 6. Se trata de un juego familiar y centrado en la resolución de puzzles.
El jugos está pensado para 3 a 4 jugadores si bien cuenta con versión tanto para uno como dos jugadores. Os podemos asegurar que la versión para dos jugadores funciona estupendamente bien.
En Ars Universalis encarnas el papel de mecenas del arte, la ciencia y la literatura. Deberás promocionar a ilustres artistas, pensadores y científicos, ayudándoles a promocionar sus obras y avanzar el paso de la civilización desde la Edad Media hasta comienzos del siglo XX.
La caja de Ars Universalis, decorada con la flor de lis, nos resulta de un diseño muy agradable y tanto la presentación como las calidades de los componentes es muy buena. En general el diseño es un acierto absoluto para un juego familiar. Una vez abierta la caja nos encontramos con:
63 cartas de personaje de tamaño 65mmx10mm, como las de Seven Wonders.
100 cartas de materiales ilustradas por las dos caras. Son cuadradas de tamaño 69mmx69mm.
6 cartas de gran desarrollo.
El tablero de juego.
40 cubos de madera en cuatro colores diferentes
45 fichas de monedas.
5 marcadores de cambio de paradigma.
Un marcador de mecenas principal.
Un reglamento.

La preparación de una partida de Ars Universalis tiene algunas diferencias dependiendo si hablamos de dos o más jugadores pero en esencia es la misma. En esta reseña vamos a hablar de una partida para 3-4 jugadores.
En primer lugar separaremos los artistas según la Edad a la que pertenecen en tres mazos y entregaremos a cada jugador un artista de la Edad Media. También se entregará a cada jugador 35 monedas, un marcador de cambio de paradigma, los cubos de su color y dos cartas de materiales.
Luego cada jugador coloca un cubo en la primera casilla de obras completadas de la Edad Media y uno por cada icono del tipo de obra. El jugador inicial de la partida de Ars Universalis será el último jugador en visitar un museo.
Cada ronda de Ars Universalis se desarrolla en tres fases siendo la de Subastas la primera de ella. Los jugadores destaparán y pujarán de forma de forma sucesiva por diferentes personajes históricos del mundo de las ciencias y el arte. Una vez resueltas las subastas, los jugadores toman tantas cartas de materiales como indique la carta de personaje.

La segunda fase de Ars Universalis
sería la de compra-venta de materiales. Durante la misma podremos comprar y vender tantos materiales como deseemos pero, eso sí, respetando el límite de la edad en la cual nos encontremos que es de 6 para la Edad Media, 7 para la Edad Moderna y 8 para la Edad Contemporánea.

La tercera y última fase es de la de resolución de proyectos. Lo primero que haremos en esta fase será colocar tres cartas en la mesa de juego. Estarán disponibles para todos los jugadores formando el banco de materiales.
Finalmente, intentaremos resolver el mayor número posible de los puzles de los artistas que tenemos en nuestra mano. Estos serán diferentes según la disciplina que dominen nuestros artistas pudiéndose tratar de literatura, música, arquitectura, pintura o ciencias.
Para completar las obras utilizaremos las cartas de materiales en nuestra mano pero podremos cambiar una de ellas y solamente una, por otra de las que estén desplegadas en el banco de materiales.
Cada una de las obras completadas nos dará el número de puntos de prestigio y monedas indicado en la carta. Si además completamos todas las obras de un personaje polifacético (es decir, con más de un puzle) recibiremos un bonus.
Para terminar el turno moveremos moveríamos adelante el cubo del registro de obras completadas en la categoría de la obra que hemos completado y nuestro marcador de registro de obras completadas por época.
Cuando uno de los mecenas complete tres obras de una fase se producirá una transición de época. Se descartará el mazo de personajes y se empezará a robar del mazo de la nueva época en juego. Cada mecenas moverá sus marcadores a la nueva época recibiendo 5 monedas. Todos los jugadores que completasen tres obras en la misma ronda recibirán además 5 puntos de prestigio artístico.

Una partida de Ars Universalis termina cuando se produce una de estas dos situaciones:
Que uno de los mecenas alcance o supere los 75 puntos de prestigio artístico.
Que ninguno de los mecenas implicados adquiera ninguna carta de personaje en la fase de subastas
El mecenas con más puntos de prestigio gana la partida y en caso de empate gana aquel que posea más monedas en su haber.
En Ludoscopia le vemos muchas virtudes a Ars Universalis. Es un juego equilibrado, donde las puntuaciones entres los jugadores suelen ser parejas y competidas hasta el final y con un elemento de azar bastante ajustado. El desarrollo de una partida va incrementando su dificultad ya que los puzles son más difíciles de completar conforme avanzamos de época.
Ars Universalis tiene muchas virtudes entre las que podemos resaltar las educativas ya que nos acercan a casa a los grandes personajes de la historia. También nos ayuda a mejorar nuestra capacidad de atención, memoria y pensamiento en diagonal, ya que serán las aptitudes necesarias para resolver las obras.
Desde Ludoscopia pensamos que Ars Universalis será uno de los juegos del año al tratarse de un título muy entretenido y original, recomendable y divertido para todos los públicos. ¡Y además cultiva mente y espíritu!

Related Articles

Add Comment